Estudio Juridico en Cordoba

phone icon0351 4230005 - 3513117 842
divider

Laboral


Despido sin causa

El despido es una forma de extinción del contrato de trabajo. Es un acto unilateral, ya sea del empleador (despido directo) o del trabajador (despido indirecto). Este acto unilateral es eficaz desde el momento en que el acto llega a conocimiento del destinatario, esto significa que el despido se transforma en un acto jurídico consumado, no resultando posible su retractación o revocación unilateral una vez notificado a la otra parte. En principio es un acto informal, se puede manifestar verbalmente o por escrito. En caso de no expresarse la causa del despido, el mismo se considera sin causa o incausado, es decir, el empleador no hace conocer la causa que lo motiva. Este tipo de despido genera el derecho del trabajador a percibir la indemnización por antigüedad, la indemnización sustitutiva de preaviso, integración del mes de despido y las que correspondan según cada caso en particular.

 Indemnizaciones

En caso de que el despido sea dispuesto por el empleador sin causa, o sin causa justificada, o cuando el trabajador se colocó en situación de despido con justa causa, le corresponde indemnización por antigüedad, la indemnización sustitutiva de preaviso, y la integración de mes de despido, además de los rubros de pago obligatorios.  Pero además, según el caso, podrán corresponderle alguna de las indemnizaciones agravadas ya sea por maternidad, matrimonio, despido de representantes sindicales, las multas previstas en la Ley Nacional de Empleo, y las que puedan surgir de los estatutos y convenios colectivos que resulten aplicables.

 Trabajo no registrado

Todo empleador, independientemente del número de empleados que ocupe, está obligado a llevar un libro especial, registrado y rubricado en  las mismas condiciones que se  exigen para los libros  principales de comercio, que debe estar en el lugar de trabajo. El contrato se considera registrado desde que el empleador inscribe al trabajador en el libro referenciado, o en la documentación que haga sus veces. El empleador debe registrar el contrato de trabajo ante la Administración  Federal de Ingresos Públicos, que ha unificado el registro de los empleadores  por medio de la Clave Única de Identificación Tributaria (C.U.I.T.) y el de los trabajadores en la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), por medio del Código Único de Identificación Laboral (C.U.I.L.), y además ante la obra social que corresponda al trabajador.

La documentación laboral a cargo del empleador se constituye como garantía de los derechos del trabajador. La ley sanciona su incumplimiento al establecer no solo una presunción de certeza a favor de lo que sostiene el trabajador, sino también que implica un sumario por infracciones a la ley, la aplicación  de multas, y hasta la clausura del establecimiento.

 


separator